Sobre mí

Desde muy pequeño quería tocar el saxofón y ser arquitecto, pero, al final y gracias a mis padres, terminé decantándome por el mundo de los sonidos. Aprendí el valor de la música, como muchos otros, en los ensayos de mi banda de música: la de Miraflores-Gibraljaire, bajo la disciplina espartana de mi Maestro D. José María Puyana. Allí tuve mis primeras experiencias, no sólo musicales, sino de amistad y compromiso, que desarrollaron en mí un profundo sentimiento de pertenencia e identidad.

Después de vivir entre Barcelona, Madrid, Bruselas y viajar por muchos países durante más de una década, cosechando experiencias musicales y no musicales, regresé de vuelta a Málaga, mi ciudad natal. Queriendo emular la idea y los valores con los que había crecido, decidimos, junto a otros amigos y músicos, crear la Asociación de jazz de Malaga y posteriormente nuestra propia escuela, el CAMM (Centro de Artes y Música Moderna de Málaga). Porque uno siempre quiere volver al sitio donde fue feliz.

He tocado multitud de estilos musicales, desde clásico hasta flamenco pasando por el jazz, la música brasileña o el Funk, y de cada uno de ellos he tomado experiencia y sabiduría. Me apasionan las músicas tradicionales de las diferentes culturas que habitan nuestro planeta. He colaborado, grabado y compuesto para formatos muy diversos y también llevado a cabo algunos proyectos propios.

 

Actualmente, estoy terminando de grabar mi primer trabajo «Five Elements» y preparando su estreno. Se trata de un encuentro entre el jazz, la música clásica coral y la electrónica que nace por necesidad de la música. Nunca compongo desde una idea cerrada; lo veo más como una labor de búsqueda, donde la música me va pidiendo lo que necesita.